Aplicación de Bases Imponibles Negativas (BINS) en el Impuesto Sobre Sociedades si se Presenta el Impuesto Fuera de Plazo

cursos de contabilidad en madrid
Servicios de asesoría contable, fiscal y mercantil
23 abril, 2019
caso 1
La amortización degresiva: el método de porcentaje constante versus el método de suma de dígitos. Dos casos.
24 octubre, 2019
Mostrar todo

Aplicación de Bases Imponibles Negativas (BINS) en el Impuesto Sobre Sociedades si se Presenta el Impuesto Fuera de Plazo

En el presente artículo se tratará la aplicación de las bases imponibles negativas en el impuesto presentado fuera de plazo, a raíz de la nueva doctrina administrativa que viene aplicando desde abril de 2017 Hacienda.

Ponemos de relieve una situación que sucede con más frecuencia de la sospechada: la presentación del Impuesto sobre Sociedades fuera de plazo.

Lo que debe llamar la atención en este supuesto no es la sanción que pueda imponer la Administración tributaria por la presentación extemporánea. Nos referimos concretamente al supuesto en que el contribuyente dispone de crédito fiscal (bases imponibles negativas de periodos pasados), aplicando en la autoliquidación dichas BINS.

A favor de aplicar el crédito fiscal, incluso en las liquidaciones presentadas fuera de plazo, cabe mencionar que es un derecho que se reconoce al contribuyente, como consecuencia de la aplicación de la normativa tributaria, cuando autoliquida o le liquidan su deuda tributaria por el Impuesto sobre Sociedades. Así se extrae de la propia dicción del artículo 26 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS) al señalar que “las bases imponibles negativas que hayan sido objeto de liquidación o autoliquidación podrán ser compensadas”, es decir, no existe limitación en la Ley a que la autoliquidación pueda ser incluso extemporánea.

Sin embargo, la Administración tributaria últimamente discrepa de este criterio con base a una Resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) de fecha 4 de abril de 2017.

La Resolución del TEAC de 4-04-2017 considera la compensación de Bases Imponibles Negativas en el Impuesto sobre Sociedades como una ‘opción’ del art. 119.3 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, el cual establece que ‘Las opciones que según la normativa tributaria se deban ejercitar, solicitar o renunciar con la presentación de una declaración no podrán rectificarse con posterioridad a ese momento, salvo que la rectificación se presente en el período reglamentario de declaración’.

En este punto conviene distinguir entre las autoliquidaciones presentadas con anterioridad a dicha Resolución del TEAC, y las presentadas con posterioridad.

Respecto a las presentadas anteriormente cabe alegar entre otros argumentos que la liquidación recibida de Hacienda, corrigiendo dicho crédito fiscal, es contrario a un principio de seguridad jurídica, pues se le debe reconocer al contribuyente el derecho a aplicar las Bins pendientes sin perjuicio de doctrina administrativa posterior.

También debe tenerse presente, aunque anterior a la mencionada Resolución del TEAC de abril de 2017, la dictada también por el propio TEAC de 30 de junio de 2011, que al tratar el tema de la “opción” manifiesta lo siguiente: “sí puede afirmarse la necesidad de que toda opción que corresponda ejercer al contribuyente, como cualquier manifestación de la voluntad individual que pretenda surtir efectos frente a terceros, debe ser exteriorizada a través de un cauce formal que cumpla unos mínimos requisitos de certeza”. También la jurisprudencia se ha pronunciado en este sentido en otras ocasiones, condicionando la “opción” a una determinada conducta. Es decir, habrá supuestos en los que quepa defender por Hacienda que existe una voluntad clara del contribuyente, dirigida a no aplicarse determinado beneficio fiscal, lo que no obsta para que, en sentido contrario, en muchos otros supuestos quepa defender justo lo contrario.

Como puede comprobarse, no es un asunto pacífico, y aunque hay que estar prevenidos y conocer la tendencia de la Administración tributaria a eliminar la base imponible negativa pendiente de aplicación, existen igualmente otros argumentos que pueden combatir este nuevo criterio.

Actualizado a octubre 2019

José María Moyano

El presente artículo es meramente informativo sin que suponga asesoramiento de ningún tipo.