La amortización degresiva: el método de porcentaje constante versus el método de suma de dígitos. Dos casos.

Aplicación de Bases Imponibles Negativas (BINS) en el Impuesto Sobre Sociedades si se Presenta el Impuesto Fuera de Plazo
10 octubre, 2019
Reservas de capitalización. Al beneficio obtenido y destinado a compensación de pérdidas no se le puede aplicar la Reserva de Capitalización.
20 noviembre, 2019
Mostrar todo

La amortización degresiva: el método de porcentaje constante versus el método de suma de dígitos. Dos casos.

caso 1

La amortización degresiva: el método de porcentaje constante versus el método de suma de dígitos. Dos casos.

La aplicación de alguno de estos métodos degresivos de amortización permite acelerar la amortización fiscal deducible durante el principio  de la vida útil  de los bienes. Se exponen dos casos en hoja Excel para enseñar como en al algunos casos es mayor la deducibilidad aplicando el método del porcentaje constante y en otros el método de suma de dígitos.

 El artículo 12 de la LIS  hace referencia a las amortizaciones  de los bienes del activo no corriente y en concreto en los artículos 4, 5 y 6 del reglamento se desarrolla los métodos conocidos  como método de tablas, de porcentaje constante y de suma de dígitos.

En el artículo 4. Amortización según tabla de amortización establecida en la Ley del Impuesto  establece  que cuando Cuándo el contribuyente utilice el método de amortización según la tabla de amortización establecida en la Ley del Impuesto, la depreciación se entenderá efectiva si se corresponde con el resultado de aplicar al precio de adquisición o coste de producción del elemento patrimonial del inmovilizado alguno de los siguientes coeficientes:

a) El coeficiente de amortización lineal máximo establecido en la tabla.

b) El coeficiente de amortización lineal que se deriva del período máximo de amortización establecido en la tabla.

c) Cualquier otro coeficiente de amortización lineal comprendido entre los dos anteriormente mencionados.

En el artículo 5. Amortización según porcentaje constante, establece que cuando el contribuyente utilice el método de amortización según porcentaje constante, la depreciación se entenderá efectiva si se corresponde con el resultado de aplicar al valor pendiente de amortización del elemento patrimonial un porcentaje constante que se determinará ponderando cualquiera de los coeficientes que resulte de la aplicación de la tabla de amortización establecida en el apartado 1 del artículo 12 de la Ley del Impuesto por los siguientes coeficientes:

a) 1,5, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización inferior a 5 años.

b) 2, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización igual o superior a 5 e inferior a 8 años.

c) 2,5, si el elemento patrimonial tiene un período de amortización igual o superior a 8 años.

El período de amortización será el correspondiente al coeficiente de amortización lineal elegido.

En ningún caso el porcentaje constante podrá ser inferior al 11 por ciento.

Y por último en el artículo 6. Amortización según números dígitos.

1. Cuando el contribuyente utilice el método de amortización según números dígitos la depreciación se entenderá efectiva si la cuota de amortización se obtiene por aplicación del siguiente método:

a) Se obtendrá la suma de dígitos mediante la adición de los valores numéricos asignados a los años en que se haya de amortizar el elemento patrimonial. A estos efectos, se asignará el valor numérico mayor de la serie de años en que haya de amortizarse el elemento patrimonial al año en que deba comenzar la amortización, y para los años siguientes, valores numéricos sucesivamente decrecientes en una unidad, hasta llegar al último considerado para la amortización, que tendrá un valor numérico igual a la unidad.

La asignación de valores numéricos también podrá efectuarse de manera inversa a la prevista en el párrafo anterior.

El período de amortización podrá ser cualquiera de los comprendidos entre el período máximo y el que se deduce del coeficiente de amortización lineal máximo según la tabla de amortización establecida en la Ley del Impuesto, ambos inclusive.

b) Se dividirá el precio de adquisición o coste de producción entre la suma de dígitos obtenida según el párrafo anterior, determinándose así la cuota por dígito.

c) Se multiplicará la cuota por dígito por el valor numérico que corresponda al período impositivo

Veamos la aplicación de los artículos anteriores con un ejemplo. En el caso 1 la opción más interesante sería  escoger el método por porcentaje constante ya que el primer año podría deducir 400 € y sin embargo en el caso 2 la opción más interesante se conseguiría aplicando el método de suma de dígitos 400 €.

caso 1

Actualizado a octubre 2019

Iñigo Moyano. El presente artículo es meramente informativo sin que suponga asesoramiento de ningún tipo.